¿Has compuesto una canción pero crees que no es suficiente buena? Supera el miedo a componer tu primera canción con estos trucos infalibles y lucha por el éxito.
Habbility - Logo Mobile

Cómo superar el miedo a componer tu primera canción.

Componer una canción es como cocinar. 

La primera vez que haces un plato muy probablemente se podrá mejorar mucho. Tanto el sabor, las cantidades, el tiempo de cocción… Esto es así. 

Pues lo mismo sucede con la música. 

Componer tu primera canción no va a ser la mejor del mundo, ni muchísimo menos, a no ser que seas el mismísimo Vivaldi.

Bien, una vez tienes claro qué quieres componer o si te surge de repente la inspiración, llega el momento de ponerse manos a la obra. 

Estás delante del papel en blanco o de las notas del móvil. 

¿Y ahora qué?

Antes de empezar,
¿qué va antes la melodía o la letra?

Sin ir más lejos, esto es como el dicho del huevo y la gallina. 

La respuesta es un rotundo depende. No existe una única opción. 

Cada artista tiene sus costumbres y prefiere hacerlo de un modo u otro. 

Pero si es tu primera canción, ¿qué puedes hacer?

Probablemente si tocas un instrumento tendrás más facilidad de sacar antes la melodía. Y a partir de ella obtener una letra acorde a tu situación sentimental, por ejemplo. 

He puesto este ejemplo porque la gran mayoría de canciones escritas son de amor, ¿o no?

Eso sí, la temática puede ser de lo que tú quieras. 

Y esto dependerá de tus gustos musicales. 

En cambio si, en alguna ocasión, has escrito alguna frase o alguna situación específica, tendrás mayor facilidad para escribir primero la letra. 

Sigue estos consejos para componer música y enfréntate al papel en blanco mucho mejor.

Componer tu primera canción musical no es tarea sencilla, por eso estos consejos pueden ayudarte

Cómo verás, algunos de ellos son muy obvios pero muy útiles.

Cuanta más música escuches y más variada, mejor 

Parecerá una tontería, pero no lo es. 

Escuchar música de diferentes estilos te ayudará a entender mejor la música y el funcionamiento de las canciones

De esta manera, tus oídos también se acostumbrarán a escuchar diferentes tipos de música. 

Es decir, si te limitas a escuchar un estilo musical, probablemente tu primera canción sea de ese mismo estilo. 

Por el contrario, cuanta más música escuches, más diferente y original podrá ser tu creación. 

Esto se debe a la gran influencia que tiene la música que escuchamos en nuestro día a día. Y obviamente un músico debe nutrir su repertorio musical constantemente. 

¡Es el momento de darle el play a todo tipo de música! 😉

¿Sabes solfear? Es un puntazo 

Es cierto que para componer no es 100% necesario saber música, solfeo o leer partituras. 

Peeero, sí es una gran ventaja. 

Por eso, si tienes la oportunidad, aprende lenguaje musical. 

Saber interpretar los compases de una canción puede ayudarte muchísimo a componer. 

Además, leer las partituras y ser capaz de entenderlas puede diferenciarte de otros compositores.

Diferencia las partes de las canciones que escuchas 

¿Alguna vez te has parado a analizar cómo se estructuran las canciones que escuchas?

Hacerlo es muy sencillo en la mayoría de canciones. 

Bien analizando la letra o la melodía, puedes obtener su estructura. 

Por lo general, una canción está compuesta por: estrofas, estribillos y puentes. 

Estos elementos pueden utilizarse en diferente orden. O incluso, a veces los puentes no se utilizan. 

Entender esto es esencial para que tú puedas crear tu propia canción. 

Como sabrás, el estribillo es la parte más pegadiza y conocida de una canción. 

La estrofa es la parte de la canción que se repite en melodía pero con distinta letra a lo largo de la canción para contar la historia en mayor profundidad. 

Y el puente es la parte de la canción que, normalmente, une el verso o la estrofa con el estribillo. También puede utilizarse para introducir otra temática en una misma canción.

Un consejo muy útil para componer tu primera pieza es que no te compliques con su estructura

Utiliza la forma básica: estrofa-estribillo-estrofa-estribillo-puente-estribillo. 

O mucho más fácil: estrofa-estribillo-estrofa-estribillo. 

Como decíamos al principio, con la práctica y la experiencia podrás ir aumentando la dificultad de la estructura de tus canciones.

Cuenta una historia real 

A ver, esto no tiene porqué ser así. Sin embargo, las historias reales o con las que el público puede identificarse suelen tener mayor éxitoEntonces puedes inspirarte en una historia personal o de alguien que conozcas, por ejemplo. 

Antes comentábamos también que el amor es el tema estrella de la mayoría de canciones. 

¿Por qué?

Esto se debe a que muchas personas se sienten identificadas con las historias de amor que se cuentan a través de las canciones. 

Por tanto, apuesta por una temática en la que el público pueda sentirse protagonista del tema. 

Pide a otra persona que revise tu canción.

¿Te da vergüenza?

Posiblemente, al ser tu primera canción, la respuesta sea un sí. 

Da este paso para comenzar a perder el miedo. 

Y, sobre todo, para comprobar si se trata de una buena pieza. 

La opinión de otra persona, cuanta más confianza tengas con ella mejor, puede ayudarte a valorar si realmente el tema es bueno o todavía puede mejorarse. 

Aprende de los artistas profesionales 

No solo puedes inspirarte de las letras y composiciones de otros artistas, también puedes aprender de sus trayectorias.

Para muchos músicos reconocidos actualmente, llegar al éxito no ha sido fácil. 

Y puede que te sientas muy identificado con sus inicios.

¿Te gustaría descubrir consejos de músicos profesionales del panorama musical actual?

Descubre nuestros cursos de música y aprende con músicos del panorama musical actual. 

Es tu oportunidad para aprender de Javier Ojeda (cantante de Danza Invisible), Coki Giménez (batería de Fito y Fitipaldis), Roberto Cantero (saxofonista de Chambao) y José Carra (pianista profesional que ha trabajado con artistas como Sheila Jordan). 

¿Por qué es normal tener miedo al componer tu primera canción?

Componer tu primera canciónEl primer paso siempre es el más complicado. Y mostrar al mundo tu primera composición también. 

Además, hay factores externos que también influyen: la gran competencia, el miedo a recibir críticas negativas o, quizá, no estar a la altura. 

Esto es algo que tienes que asumir, y cuanto antes lo hagas, mejor.

Tienes que estar preparado para recibir opiniones de todo tipo. Y para poder llevarlas mejor, es imprescindible que estés satisfecho con tú creación. 

Aprende de las críticas constructivas y agradece las positivas

Muéstrale al mundo tu primera canción. 

Seguramente tendrá errores, podría ser mucho mejor y, con el tiempo, te darás cuenta que hay muchas cosas que mejorar en tu composición. 

Pero si no empiezas ya, nunca lo vas a hacer. 

No busques la canción perfecta para publicarla. 

Aprovecha las herramientas que tienes a tu alcance para enseñarle al público tu canción y aprende sobre la marcha. 

Y ahora, ¿te atreves a componer tu canción paso a paso? 

Volviendo a la comparación del principio del artículo, si echas la vista atrás y recuerdas la primera vez que “intentaste” hacer algo en la cocina, seguramente te echas las manos a la cabeza. 

Pues tranquilo, con tu primera canción pasará lo mismo. 

Dentro de unos años, cuando tengas más experiencia y hayas escrito muchas otras, te dará un poquito de vergüenza, jeje.

Identificarás todos los errores y cómo podrías haberla hecho muchísimo mejor. 

Pero esto es algo que tienen en común todas las primeras veces de nuestras vidas. Y esa es la gracia. 

Hay que empezar a componer, practicar y equivocarse para aprender. 

Además… 

Recuerda que ningún músico, ni el mejor compositor del mundo, compuso la primera canción y llegó a lo más alto.

 

Comparte Cómo superar el miedo a componer tu primera canción. en tus Redes Sociales

También te puede interesar...

Silvia Hrndz Boix

>

Pin It on Pinterest